Músico y compositor nacido en la Ciudad de Otavalo, provincia de Imbabura, el 25 de febrero de 1902, hijo del señor Luis Garzón Prado y de la señora Mercedes Ubidia.

Todos sus estudios los realizó en su ciudad natal, y en sus ratos libres se dedicó a aprender dibujo y pintura con su padre, que era pintor de la escuela de Rafael Salas.

Su afición por la música se manifestó desde su más temprana edad, y cuando tenía 15 años compuso uno de los más conocidos sanjuanitos, el popularísimo Pobre Corazón, que ha sido cantado por los más destacados artistas ecuatorianos y es canción obligada en toda fiesta de amigos y amantes de la música nacional.

Buscando un ambiente más amplio para educar a sus hijos se trasladó con su familia a la ciudad de Quito, donde trabajó como profesor de dibujo y pintura en el Colegio Militar Eloy Alfaro y en los normales Juan Montalvo y Manuela Cañizares.

Por ese tiempo fue también Director del conjunto Alma Nativay desarrolló una fructífera labor musical componiendo sus mejores pasillos: Honda Pena, Amor Perdido, Resignación, La Ventana del Olvido, Ojos Maternales, etc., e innumerables pasacalles, tonadas, sanjuanitos, albazos, aire típicos y danzantes, tal es el caso de Compadre Péguese un Trago, Dulce Pena, Mis Pesares, Arbol Frondoso, y muchas más de gran belleza.

Posteriormente se trasladó a Bogotá contratado como Director Artístico de la Compañía Bogotana de Comedias, y luego pasó a desempeñar el cargo de profesor en la Universidad de las Américas.

Después de permanecer dieciocho largos años en tierras extrañas, y presintiendo quizá su fin cercano, volvió al Ecuador y fue objeto de múltiples homenajes en Guayaquil, Quito y Otavalo. Respetado y querido por todos, don Guillermo Garzón murió el 2 de marzo de 1975.


Fuente: Avilés Pino, Efrén. “Guillermo Garzón Ubidia”. enciclopediadelecuador.com, (nf). Web. 5 de noviembre de 2016.