Nació en Otavalo en 1875. A temprana edad inicia su actividad de servicio a su ciudad natal en el campo de la docencia, bajo la destacada dirección de don Alejandro Chaves Guerra. Ejerció las funciones de Tesorero Municipal con gran responsabilidad. Una multitudinaria asamblea lo aclamó como Presidente de la Junta Patriótica Pro-ferrocarril Quito-!barra, en donde su acción dinámica, inteligente y mancomunada con todas las fuerzas vivas de la ciudad es ampliamente reconocida.

Fue concejal en varios períodos y Presidente del Concejo Municipal de Otavalo en 1899, 1910, 1917-18, 1920-21, cuando para ocupar esas funciones solo pesaba la jerarquía moral de los ciudadanos. Sus proyectos y realizaciones merecieron el reconocimiento general. Por muchos años fue Jefe Político del cantón.

Con distinción y acierto desempeñó la función de Cónsul ad honorem de Colombia, designación en la que demostró, como en todas las que le fueron encomendadas, su acierto, desinterés y su exquisito don de gentes.

Convencido que la zona de Intag era de perspectivas promisorias, por la riqueza de su producción agrícola, promovió un movimiento cívico para la construcción de una vía a esa región, por ello fue nombrado Presidente de la Junta Autónoma Pro-carretera Otavalo-íntag.

En pleno servicio a su ciudad como Jefe Político y en cumplimiento de una comisión ante el Gobernador de la provincia, la fatalidad cegó su vida en un doloroso accidente de tránsito, el 26 de febrero de 1941.


Fuente: Jaramillo Cisneros, Hernán (Compilador). “Por las calles de Otavalo. -De arriba abajo-” Revista Sarance -Serie Monografías- No. 1. Instituto Otavaleño de Antropología y Universidad de Otavalo, 2006. Web. 31 de octubre de 2016.