Presentamos un juego tradicional que se acostumbraba en Otavalo durante la llamada noche Santa de la Cruz, una fiesta religiosa que supone estar en vigilia junto a la cruz donde murió Jesús. Para mantenerse despierto durante la vigilia, se acostumbraba ciertos juegos, uno de ellos, el de las tortas. La descripción es tomada de un libro de tradiciones del Ecuador.

Torta se llama a la semilla de una legumbre parecida al fréjol pero achatada, no comestible y que se da en plantas de enredadera, exactamente igual a la del fréjol, y que salían al mercado por esa fecha, pasada cuya temporada no valían nada. Se jugaba a la bomba en la que cada jugador ponía un número determinado de tortas y por turno golpeaban con una torta más grande, llamada “cacha”, en la bomba y todas las que se escapaban del círculo eran para quien las había sacado; el momento en que ya no sacaba nada perdía el turno y continuaba otra persona.


Fuente: Garcés Paz, Hugo. “El Señor de las Angustias”.Leyendas y tradiciones del Ecuador, Tomo I , Quito, Abya-Yala, 2007.