Hay un grupo formidable de pintores otavaleños cuya importancia ha rebasado las fronteras nacionales: José Bastidas, Whitman Gualsaquí, Jorge Perugachy, Raymundo Mora, Marco Ruales, Segundo Lema. A esta generación pertenece Fausto Ramírez, un escultor a quien presentamos hoy.

FAUSTO RAMIREZ

La escultura es un arte tan antiguo como la historia de la humanidad. El artífice parte de una pieza amorfa para hacer visible una  representación que no existía sino en la mente del artista. Fausto Ramírez, un escultor nacido en Otavalo,  recuerda vívidamente sus inicios en la escultura en la Facultad de Artes: le fue asignada una roca a la que debía darle una forma dimensional. Entre cincelada y cincelada la roca fue dejando ver una imagen humana, su primera escultura basada en uno de los temas universales del arte, la mujer.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Fausto Ramírez nació  el 15 de enero de 1961. Recibió la educación primaria en la Escuela 10 de Agosto, en Otavalo. Los estudios de secundaria los realizó en el Instituto Daniel Reyes, en San Antonio de Ibarra. Estudió en la Facultad de Artes de la Universidad Central de Ecuador y se graduó con la Mención de Mejor Egresado.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Después de sus estudios atendió seminarios y talleres de escultura hasta ir elaborando paulatinamente su estilo. Comenzó con estatuillas y fue incrementado el volumen hasta producir esculturas de gran formato como las del Parque de los Dinosaurios en la ciudad de Otavalo. En este sitio hay seis réplicas de estos grandiosos animales. La más grande de ellas tiene una longitud de 24 metros.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Por la magnitud y complejidad del proyecto hay una obra que le demoró algunos años en ser completada. Ella puede ser apreciada en el Castillo De Guachalá, en Cayambe, cerca del monumento a la Mitad del Mundo. Este magnífico palacio tuvo como propietario a Neptalí Bonifaz, Presidente del Ecuador en 1931. Una parte de esta propiedad fue adquirida por el odontólogo lojano Victor Burneo, quien invirtió todo su capital en adecuar el edificio. El contrató al maestro Ramirez para que se encargara de las esculturas. En un lapso de cuatro años, el escultor produjo más de 70 obras, entre ellas, una cuya altitud es de  ocho metros. Tal vez la obra mayor en este sitio es un conjunto escultural de 15 metros de diámetro que el maestro boceteó, diseñó y ejecutó en el castillo. 

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Curiosamente, la gente local afirma que esas esculturas salen a caminar en la noche. Le preguntamos acerca del rumor pero entre risas respondió negativamente. Es el creador pero no posee el poder mágico de dar movilidad a las esculturas.

Ha esculpido el busto de Benjamín Carrión en Otavalo, en Lago Agrio hizo el monumento Al Trabajo, otro, dedicado al fundador de la ciudad. En Santo Domingo de los Colorados esculpió el monumento a La Madre. Ha elaborado el busto de Eugenio Espejo en la parroquia Espejo, en Otavalo. También realizó el busto de Atahualpa en la comunidad de Yacupata. 

Es de su autoría el monumento dedicado a Velasco Ibarra en el Parque El Ejido en Quito. La escultura  tiene una altura de seis metros y fue financiada por el Consejo Provincial de Pichincha. 

La Hostería Vista del Mundo, cerca del peaje de San Roque, es otro sitio donde el maestro Ramírez ha dejado su marca. En este lugar cada habitación tiene su propio estilo representando a diferentes naciones. Aquí se puede admirar impresionantes esculturas y murales escultóricos diseñados por el maestro. En total  tiene ahí 25 obras originales suyas.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Un hecho significativo en su vida ocurrió en 2018. Fue diagnosticado un cáncer al colon y debió ser  sometido a una colectomía. Tras la cirugía siguieron varias sesiones de quimioterapia hasta confirmar la remisión de la enfermedad. Fue grato conocer que este episodio lo tomó con relativa calma. En vez de hacer una tragedia, se enfocó con optimismo en el tratamiento. Dice que no es su carácter el darse por vencido.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Ha realizado exposiciones en algunas ciudades del país y actualmente está presentando  exposiciones virtuales a nivel mundial gracias a International Arts Gallery, World Amulet for Humanity, Art N’life, Arte Percorso di Vita, Gelarte. También está preparando una exposición para agosto 2020 para el Mes de las Artes en Quito.

Su técnica preferida es el vaciado en bronce por su durabilidad pero admite que en la actualidad, para rebajar los costos y facilitar el ensamblaje, la fibra plástica es usada como método alternativo.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Está radicado en Pujilí, lugar de donde es originaria su esposa con quien ha procreado dos hijos. Ha sido becario de la Fundación Coloma-Silva. Es también Miembro correspondiente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana-Pujilí.

FOTO © 2020 Fausto Ramírez

Sus obras pueden encontrarse en países tan remotos como Suecia, Reino Unido, Irán, El Vaticano, Israel, Estados Unidos. En el Ecuador mucha de su producción artística se encuentra en varios domicilios particulares a lo largo del país. 

De sus instinto creador han surgido esculturas bellas y figuras de varios tamaños. La sensibilidad que transmite es reflejada en esta frase que es suya: “El arte y su expresión plástica por fortuna es el fruto de una necesidad tan formal como poética y que es fundamentalmente humana”. Saludamos su fruto artístico: sobrio en la forma y elegante en la estructura, un complemento lógico en el orden de la estética.


Fuente: Ramírez, Fausto. Comunicación personal. otavalo.org 10 de junio de 2020.