FOTO © otavalo.org

Las llantas de la camioneta van dando tumbos por las grietas del camino hacia Yambiro. Para llegar allá hay que tomar una cuesta empedrada, unos diez minutos desde el centro de la ciudad de Otavalo. Dentro del vehículo van el maestro José Bastidas, un amigo suyo de la casa de la Cultura Ecuatoriana, Oswaldo Mantilla y su esposa. También van el Licenciado Jorge Martínez junto con Cristina, su esposa. El objetivo es compartir un taller de dibujo con los niños de la escuela, todos indígenas. La directora de la escuela y dos profesores supervisan la sesión. A la explicación inicial sigue la entrega de los materiales y luego cada niño tiene su espacio para desarrollar el tema.

Los alumnos tuvieron un tiempo fabuloso de encuentro entre naturaleza y arte. Intuímos que las caras alegres de los niños al trazar los diseños debe inspirar al maestro Bastidas para compartir con ellos su visión del dibujo. Tal vez se figura a sí mismo en esos rostros.

José Abraham Bastidas Narváez nació en Otavalo el 25 de junio de 1959. Sus padres fueron don José Abraham Bastidas y doña María Elena Narváez Moreno. La educación primaria la realizó en Otavalo en la Escuela 10 de Agosto, la educación secundaria la recibió en San Antonio de Ibarra en el Colegio de Artes Plásticas Daniel Reyes. Obtuvo el título de Licenciado en Ciencias de la Educación en la Universidad Central del Ecuador. En este misma institución le fue otorgada la Maestría en Educación Superior.

Vive en Carapungo con su esposa Rosa de las Nieves Tulcanazo Sasi, de Otavalo. El matrimonio tiene una única hija, Gabriela Jazmín, odontóloga, graduada en la Universidad Central del Ecuador y un curso de postgrado en Ortodoncia en la Universidad Del Salvador de Buenos Aires, Argentina. (El padre Jorge Bergoglio hizo los estudios de filosofía y teología en esta universidad. Asumió el nombre de Francisco cuando fue elegido como el Papa 266 de la Iglesia Católica).

Zoomorfo II © José Bastidas.

José Bastidas ha sido Profesor de Opciones Prácticas en la Escuela Católica Ulpiano Pérez Quiñónes, en la Escuela Luis Garzón Prado y en la Escuela San Juan Alto, en Otavalo. Ha enseñado también en el Colegio Nacional General Pintag y en el Instituto Nacional Mejía en Quito. En la actualidad tiene la cátedra de Dibujo Técnico en la Escuela de Matemáticas. Además enseña Manifestación Artística y Cultural en la Escuela de Educación Básica y Presencial de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación de la Universidad Central del Ecuador.

Bailoteo © José Bastidas.

Su niñez fue humilde. Ayudó a su madre a sostener la familia de cuatro hermanos y para ello recuerda haber trabajado como ayudante de carpintería y realizar trabajos manuales. Trabajó como limpiabotas hasta mediados del colegio cuando pudo conseguir que el arte lo sostuviera en sus estudios. Va junto con su origen sencillo la labor creativa y la actividad benéfica, anónima pero constante. Al respecto, Marcelo Valdospinos Rubio expresa que “su altruismo es toda una hoja de vida. Sus cuadros han servido para salvar vidas, estimular estudios y modernizar el uso de tecnologías, en barrios pobres y marginados. Deuda con su tierra es construir una sala grande, para talleres, exposiciones, dirigida con especial devoción a los niños pobres, olvidados”.

Pareja III © José Bastidas.

Un conocedor de las bellas artes, Eliecer Cárdenas, lo representa como “un maestro del color, que prefiere las tonalidades fuertes, identificadas con la fuerza, la energía creativa, lo cósmico”.

Ternura © José Bastidas.

Una amiga suya, la doctora Inés M. Flores expone el aspecto colectivo de su obra: “este pintor no está interesado en hacer una obra preciosista, ni decorativa, ni comercial; quiere registrar lo que ve a su alrededor, sin amargura pero sin concesiones y con una dosis apreciable de crítica social”. Lo cual coincide con la imagen que tiene de sí mismo:

me caracterizo por ser un pintor social.

J. Bastidas

En su larga trayectoria ha tomado parte en más de 500 exposiciones en prestigiosas galerías a nivel mundial. Las ciudades de Otavalo, Cuenca, Tulcán, Ibarra, Guayaquil, Quito, Bogotá (Colombia), Sao Paulo (Brasil), México, San José (Costa Rica), Sucre (Bolivia), Ginebra (Suiza), Argentina, Chile, Bulgaria,  El Cairo (Egipto), Kuala Lumpur (Malasia), Tdilisi (Georgia), Ankara (Turquía), Sucre (Bolivia), Nueva York, Nueva Jersey (USA) han sido testigos de sus exposiciones individuales. 

En espera © José Bastidas.

También ha participado en exposiciones colectivas en Otavalo, Quito, Pasto, Cali, México, Guayaquil, Ibarra, Nueva York.

Su labor artística ha sido reconocida por muchas instituciones, algunas de ellas: un Reconocimiento de La Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”, Medalla Chicapán a la Labor Artística otorgada por el Ilustre Municipio de Otavalo, Reconocimiento por la Universidad de Guanajuato, Presea de la Universidad Central del Ecuador por su labor artística, Reconocimiento al Mérito Cultural otorgado por el Ilustre Municipio de Otavalo, Medalla “Pilanqui” a la Trayectoria Artística, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Ibarra. 

Es miembro de Miembro de Honor de la Sección de Artes Plásticas de la Casa de la Cultura Ecuatoriana “Benjamín Carrión”. Ha recibido la Condecoración al Mérito Cultural “Vicente Rocafuerte” otorgado por la Asamblea Nacional del Ecuador. La Universidad Central del Ecuador le ha entregado un Reconocimiento al Mérito Cultural. 

Evocación de un Colibrí © 2021 José Bastidas.

Su labor artística ha sido conservada en tres libros. “José Bastidas”, auspiciado por El Gobierno Municipal de Otavalo. “José Bastidas. Memoria y Búsquedas”, publicado en 2000. “José Bastidas, Pintor de Utopías”, publicado en 2018.

En 1982, Theodore F. Wolf produjo un singular artículo a propósito del sentido de las bellas artes, “el arte en su máxima expresión es una semilla del espíritu humano enviado para fertilizar espiritualmente a otros, para compartir con ellos las intuiciones del artista sobre la calidad y la integridad de la vida. Afortunadamente, hay personas creativas que pueden verse a sí mismas dentro de un estilo clásico y aún así producir un arte vivo y significativo”.  “Art doesn’t just exist – its essence is bound to man”. 10 de marzo de 1982. (La traducción es nuestra).

José Bastidas es una de esas personas. Es un artista que no se despega de la perspectiva humana para presentar obras de arte que engalanan salas de arte en muchos países. Es muy conocido por la solidaridad. Dona sus obras para eventos benéficos, comparte su tiempo en escuelitas rurales, es generosa su existencia. La calidad que sus lienzos poseen dan a entender que la esencia de sus pinceladas han adquirido validez universal. En José Bastidas, Otavalo tiene a un pintor de lujo.


Fuente: Bastidas, José. Comunicación personal, 12 de marzo de 2021.