Discere ut doceat” es una frase en latín que significa “enseñar en orden”. Son tres palabras que aglutinan la sapiencia lejana: la enseñanza requiere un orden escalonado. Nos place presentar al titular del “Centro de Fútbol Luis Jaramillo”, una escuela de formación de fútbol donde los estudiantes aprenden las reglas del deporte y de paso, se instruyen en guías claras de conducta social.

Luis Alberto Jaramillo Paredes 
Nació en Otavalo, sus padres son el señor Juan Jaramillo Encalada y la señora Zoila Genoveva Paredes Sánchez. Es el primogénito de 8 hermanos, está casado con la prestigiosa maestra Cira Gavilanes Villalobos desde hace 25 años. 

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

La educación primaria la recibió en la Escuela José Martí, la educación secundaria la hizo en el Colegio Nacional Otavalo. Es graduado de la Universidad Central del Ecuador y del  Instituto Superior de Entrenadores “Héctor Morales”. 

En su juventud jugó en el Club Brazil con el cual ganó los campeonatos de clubes de Otavalo y luego el Campeonato Interclubes de la Provincia de Imbabura en dos ocasiones.  Recuerda a algunos de sus compañeros de equipo: Pablo Flores, José Garzón, Juan Espín, Pedro Guevara, Edwin Vaca, Franco Espín, Francisco Nicolalde, Luis Maigua, Jaime Guevara, Efrén Donoso, Walter Méndez, Gonzalo Proaño, David Garzón, Wilson Proaño, Juan Jaramillo Paredes , Patricio “Gerson” Erazo, Julio “Gato” Pineda. 

Obtuvo el título de Entrenador Profesional de Fútbol en Guayaquil en el año 1993, en el Complejo de Filanbanco, (hoy perteneciente al Club Emelec). Compañeros de promoción fueron, entre otros:  José Jacinto Vega, Lupo Quiñonez, Joaquín López, José María Andrade, Fredy Bravo, Santos González, José Valencia, Carlos Cuvi, Palito Ordoñez. José Jacinto Vega recuerda que junto con Luis “fueron los únicos serranos y Luis Jaramillo fue el mejor alumno de esa promoción”.

Momento del Examen Práctico previo a la obtención del título de Entrenador Profesional de Fútbol, año 1993.
FOTO © Luis Jaramillo Paredes
FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Se hizo acreedor a una beca de la FIFA en 1995 para asistir a un Curso Internacional en la “Academia de Futebol de Brazil”, en Río de Janeiro. Allí tuvo la suerte de conocer a Zico y Jairzinho, legendarios jugadores de la Selección de Brazil. Fue distinguido como el mejor alumno de esa promoción. Realizó pasantías en los cuatro grandes equipos de Rio de Janeiro: Botafogo, Fluminense, Vasco da Gama y Flamengo.

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Ha prestado sus servicios profesionales en diferentes instituciones educativas: en ese entonces Escuelas José Martí, Diez de Agosto, Ulpiano Pérez Quiñonez, Simón Bolívar, Luis Garzón Prado, School of Tomorrow, Escuela del Futuro, Unidad Educativa Ciudad de Otavalo, Jacinto Collahuazo y República del Ecuador.

Equipo de fútbol de la Escuela 10 de Agosto, Otavalo.
FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Fue Director del Departamento Técnico Metodológico de Liga Deportiva Cantona Otavalo desde el año 1991 a 2016. 

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

También ha sido Docente en la Universidad Técnica del Norte, con la cátedra de Entrenamiento Deportivo cuyos módulos eran Teoría y Práctica del Futbol y, Análisis de Partidos de Fútbol. Fue Coordinador de Deportes del GAD de Otavalo en los años 2016-2018. 

Igualmente, ha sido Entrenador de las Selecciones de Otavalo en las categorías Infantiles, Senior y Master. Fue Entrenador del Club Profesional Deportivo Otavalo. Ha sido Asistente del Club Profesional de Fútbol Imbabura Sporting Club en la Serie B.

Además, ha sido Presidente de la Asociación de Entrenadores Profesionales de Fútbol de Imbabura desde su creación, el año 1998 hasta 2019. También ha ejercido la función de la Tesorería de la Federación de Entrenadores del Ecuador.

El Centro de Fútbol
Luis nos dice que Otavalo es “una ciudad que posee buen material humano, pero ha desperdiciado mucho tiempo en formar las divisiones inferiores. Continúa, “nunca es tarde cuando la dicha es buena, y esa dicha se tiene en el gran caudal de niños y jóvenes futbolistas que hay en nuestra ciudad”. 

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Origen
El señor Luis Chalán Proaño, Supervisor de Cultura Física, era el encargado de los equipos que participaban en los torneos organizados por DINADER. En el año 1986, le pidió al Prof. Luis Jaramillo Paredes que se encargara de formar una selección de Otavalo sub-12 para un campeonato. El torneo finalmente no se realizó. Con la base de esta selección, ese mismo año estaba programado el Torneo de Baby-fútbol en la Ciudad de Otavalo y decidió dividir la selección sub-12 en dos equipos, la una mitad representó al club Brazil y la otra mitad representó al club Riverton. Ambos grupos vencieron en sus respectivas series a los otros equipos y el partido final tuvo como finalistas a estos dos clubes. 

Pupilos de la primera promoción: Wilson Narváez, Henry Hernández y Renato Esparza.
FOTO © Luis Jaramillo Paredes

El buen ojo para escoger a los jugadores infantiles le quedó flotando en la mente para hacer algo más permanente que dependiera de su propia persona. 

La Escuela de Fútbol
Con la experiencia adquirida, se hizo cargo de la categoría infantil del Club Brazil cuya base se encargó de seleccionar. Cuando aumentó el número de pupilos, se inclinó por un giro independiente y el nombre fue cambiado a “Ciudad de Otavalo”. Por último le dio a la escuela el nombre vigente, “Centro de Fútbol Luis Jaramillo”, con el cual prosigue en la actualidad.

Sistema
El Centro de Fútbol trata de llenar las expectativas de los niños y jóvenes en varios sentidos. Al entrenar,  los pupilos reciben desde el inicio diversas influencias que los preparan para el futuro de su vida, comienzan a robustecer su organismo para soportar esfuerzos venideros, en lo moral se van integrando las normas de respeto y orden. El hecho de ser parte del Centro de Fútbol ya los compromete a respetar las leyes de juego, las decisiones de los jueces y a los adversarios. Son normas de conducta que van a encontrar en la sociedad e irá comprendiendo que la armonía y el compañerismo son esenciales en todo grupo social. 

El Centro de Fútbol nació en Otavalo como una necesidad para optimizar el deporte. La  enseñanza es escalonada y está adaptada a la edad biológica de los pupilos, esto permite dar  potencial al movimiento que hay en cada persona. Se planifican tareas acordes con su grado de evolución individual y el aprendizaje es continuo hasta llegar al dominio de la especialidad. Luis dice que “al niño primero hay que educarle primero y después prepararle para la competición”. Es la voz de más de 40 años de experiencia.

La preparación de los pupilos tiene vital importancia y el Centro trata de cumplir con los requisitos elementales como: vocación, capacidad, profesionalismo, responsabilidad, criterio, personalidad, etc. Cuenta con un curriculum psico-pedagógico que permite a los pupilos adquirir madurez psíquica, poseer consistencia mental, estructurar un proyecto de vida en el deporte, encontrar motivación interna para cuidarse en su vida personal y, les motiva a entrenar y superarse continuamente.

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Luis afirma que “saber jugar al fútbol es algo importante, pero más importante es la formación de la persona”. Los integrantes del Centro de Fútbol aprenden hábitos nobles para vivir en comunidad:  la consideración y respeto a sus padres, ser buenos amigos, la unión grupal, son cualidades aprenden en cada sesión de entrenamiento.

Actualmente hay 120 estudiantes cuyas edades oscilan entre tres y 18 años divididos en categorías y géneros. 

Principios
Luis Jaramillo Paredes concibe su sistema como una trilogía fundamental: pupilos, cuerpo técnico y padres de familia. Considera que el deporte se sustenta en una buena educación. Por esta razón, inculca el uso correcto de la lengua y corrige el vocabulario. Mira a sus estudiantes como potenciales personas de bien, no solamente como receptores de las reglas de fútbol. 

Soporte 
En su escuela tiene un programa de becas para aquellos pupilos que carecen de recursos suficientes. De los alumnos de las primeras promociones algunos de ellos vivían en la casa del entrenador, los pupilos comían ahí, dormían y aprendían a vivir en familia. Los padres de Luis han visto la entrega hacia la formación que realiza y ellos colaboran con cositas pequeñas para “los guaguas” de la escuela de fútbol. Van más allá, contribuyen a la formación humana de los pupilos que se hospedan en casa. 

Reconoce la labor anónima de la señora Pilar Manosalvas (esposa de Franco Espín); Juan Espín Guevara, Galo Santillán, Franco Espín, Profesor Marco Hernández, Marcelo Vallejos Posso, señora Fanny Anabela Arandi, Arquitecto Jorge Rojas, Sub Oficial del Ejercito (sp) Ángel López y la señora Karlita Farinango, por la ayuda desinteresada en el manejo de la escuela. 

Anécdota
El profesor Marco Hernández Dalgo, fue el primer presidente de los padres de familia de la Escuela de Fútbol. El ofrecía su camioneta MAZDA para el transporte de los pupilos que cupieran en el balde para desplazarse hasta Ibarra a los torneos. En San Antonio de Ibarra había un control de la Policía de Tránsito que vigilaba que no hubiera pasajeros en los baldes de camiones y camionetas. De modo que antes del control policial todos los pasajeros desembarcaban, la camioneta pasaba vacía y esperaba algunos metros adelante a los jugadores que venían corriendo por la Panamericana para proseguir el viaje.

De pie, izquierda a derecha: Prof. Luis Jaramillo, Renato Esparza, Paúl Tehanga, Galo Navarro, Andrés Rivadeneira, Juan Saransig, Prof. Marco Hernández.
Cuclillas: Galo Narváez, Daniel Champutiz, Henry Hernández, Santiago Barahona y Diego Hinojosa.
FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Formación profesional 
Entiende que el fútbol evoluciona constantemente. Lo que ayer era actual hoy ya es caduco, trata de mantenerse al día con la lectura de material deportivo y con la asistencia a Cursos y Congresos de Fútbol. 

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Como conferencista ha dictado cursos en todo el país.

Atendió el Curso dictado por la unidad Técnica de Chile. Fue elegido como el alumno más destacado.

Atendió el Congreso para Entrenadores Profesionales de Fútbol realizado en la ciudad de Cuenca representando al Ecuador junto al portugués Joao Rigeiro.

En el año 2016 dictó un Curso para Entrenadores en Santo Domingo de los Tsachilas, La Concordia, las Villegas. En el año 2013 organizó el Curso FIFA Internacional de Alto Nivel para Entrenadores, realizado en la Universidad Técnica del Norte, en Ibarra, con la presencia del entrenador español Mariano Moreno Serrano, miembro de FIFA y de La Real Federación Española de Fútbol.

Junto a Carlos Sevilla Dalgo y Mariano Moreno Serrano de la Real Federación española de Fútbol.
Foto © Luis Jaramillo Paredes

Organizó el Curso Internacional de Actualización de Fútbol, en el año 2014, del 27 al 31 de octubre, en la Universidad Técnica del Norte, en Ibarra. El expositor fue Javier López López de España. Con el auspicio de la Asociación Nacional de Entrenadores de Fútbol del Ecuador, organizó el Congreso Nacional de Entrenadores Profesionales de Fútbol en Otavalo en el año 2017. El evento se realizó en la Casa de la Juventud, Otavalo el día 24 de Junio de 2017. 

En la actualidad participa activamente en la conformación de la Federación de Entrenadores de Fútbol del Ecuador. 

Pupilos 
El Centro de Fútbol aporta constantemente jugadores a los equipos de Otavalo y de la Provincia. Para Luis Jaramillo Paredes, todos sus pupilos son importantes y todos ellos deberían ser mencionados; sin embargo, la prensa ha resaltado a algunos jugadores que han destacado en el fútbol. Esta es una lista representativa:

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Marco Andrade, jugador profesional de El Nacional, Técnico Universitario, Imbabura Sporting Club y campeón nacional con Deportivo Quito en el año 2008. 

Andrés Chicaiza, jugador de Mushuk Runa, Imbabura, LDU, Olmedo, Técnico Universitario, Delfín y Universidad Católica. Seleccionado del Ecuador en la Copa América 2019. 

María Belén Aragón, capitana del equipo femenino de LDU. Seleccionada del Ecuador Sub 17 en Santa Cruz de la Sierra Bolivia. Integró la Selección del Ecuador para el Campeonato Sudamericano Sub-20 en Sao Paulo Brasil en el año 2012. 

Romario Benalcázar, Jugador profesional de fútbol de LDU, Mushuc Runa, Imbabura Sporting Club, Selección sub-20 del Ecuador. 

Henry Hernández, un zurdo espectacular de una precisión increíble. Estuvo en la categoría sub-17 de El Nacional y fue convocado a la Selección del Ecuador al mando de Dussan Draskovic. 

Brayan Vallejos Arandi, jugador de LDU de Quito, Macará y Universidad Católica. Jugó en la Selección Ecuador Sub-15.

Paul Tehanga, Selección de Futsal del Ecuador. 

César Salinas y Franklin Farinango, integraron la Selección de Fútbol del Ecuador en la Copa Americana de Pueblos Indígenas realizada en Chile en el año 2015. 

LDU
Jordy Rojas
Leonardo Pesantez
Jaime Espín
Bryan Marcelo Vallejos
Romario Benalcázar
Rene Iván Endara
Miguel Rey Aceldo
Diego Sebastián Hinojosa
Franklin Espín Manosalvas
Rodrigo Almeida
Rolando Jácome
María Belén Aragón Leyton 
Luis Andrés Chicaiza Morales

DEPORTIVO QUITO
Washington Guevara
Héctor Arias
César Salinas
Marco Andrade

EL NACIONAL
Iván Endara
Henry Hernández
Cristhian Villa
Marco Andrade

ESPOLI
Wladimir Andrade

AUCAS
Willian Ruiz

Reconocimientos
Su labor ha sido distinguida por el Gobierno Municipal de Otavalo en la Alcaldía del Sr. Ángel Escobar y también en la Alcaldía del Sr. Fabián Villareal. La Liga Deportiva Cantonal Otavalo en la Presidencia de los señores Franklin Espín, Jaime Guerra, Oscar Encalada también le brindó reconocimiento por sus servicios a la ciudad. Le han sido otorgadas Placas y Diplomas de Reconocimiento por los clubes Brazil, Riverton, Esaco, Peñarol. Igualmente, ha recibido el Diploma de Honor de la  Liga Barrial Valle del Amanecer. 

FOTO © Luis Jaramillo Paredes

Es grato saber que en la Ciudad de Otavalo hay gente comprometida en mejorar la calidad del fútbol y aportar a la formación del ser humano a través del deporte. Estimamos que Luis Jaramillo Paredes le ha dado a su Centro de Fútbol un rumbo acertado. La labor sacrificada que ha ejercido desde sus inicios, más de 30 años atrás, ha producido frutos valiosos. Nos alegra más que sea una labor que realiza pensando en Otavalo. Enhorabuena.


Fuente: Jaramillo Paredes, Luis. Comunicación personal, 12 de septiembre de 2020.