El Padre Luis Plasencia nació el 7 de enero de 1925 en Natabuela, hijo de Eliecer Plasencia y María Rosario Gudiño. Recibió la educación primaria en la escuela “Daniel Pasquel” de Natabuela. Los estudios secundarios los realizó en el Seminario Menor San Diego, en Ibarra. Los estudios de filosofia y teologia, previos a la ordenación sacerdotal los realizó en el Seminario Mayor “San José” de Quito.

La ordenación sacerdotal se efectuó el día 29 de junio de 1961, siendo obispo consagrante el Cardinal Carlos María de la Torre. De regreso a su diócesis, estuvo asignado primero a Urcuquí, luego Apuela, San Blas de Urcuquí, Tumbabiro y San Roque. Monseñor Silvio Luis Haro lo envió a Otavalo a reemplazar al padre Polibio Andrade el día 6 de enero de 1971. Trabajó con ahínco y propagó la devoción a María, en la figura de la Virgen Dolorosa del Colegio, cuyo cuadro original, reposa en el colegio San Gabriel, de los padres jesuítas, en Quito.

El Rosario de la Aurora es una tradición en el pueblo católico de Otavalo, una actividad que el padre Plasencia dedicó mucho esfuerzo. El aniversario de los 25 años de sacerdocio se cumplió ientras era párroco en la iglesia San Francisco. El 6 de febrero de 1966 es designado como Vicario del Cantón Otavalo en la iglesia de San Luis.

Se empeñó particularmente en adecuar la iglesia pues tiene la categoría de santuario del Señor de las Angustias. La instalación de los vitrales en la iglesia, son obra suya. Sin embargo, también procuró la ornamentación del cementerio de la cuidad, adecentó la sala de velaciones con servicio social para los pobres, dio inicio a la iluminación nocturna del templo, renovoó las bancas y mejoró el sócalo de mármol.

El 7 de junio de 1997, el Papa Juan Pablo II le concede el el título honorífico de Monseñor. Cumplió los 50 años de vida sacerdotal en junio de 2001. Se acogió al retiro en el año 2007. El día 29 de Octubre de 2008, para reconocer su labor abnegada en la Ciudad de Otavalo, la Casa de la Cultura, Núcleo de Imbabura, rindió un homenaje de reconocimiento a Monseñor Luis Plasencia en el auditorium “Cotama” del Instituto Otavaleño de Antrología otorgándole la medalla “Pilanquí”. El doctor Jaime Orquera Galeano destacó su contribución a la cultura con el Museo de Arte Sacro, un hecho relevante por su importancia histórica y por la dedicación con la que fue creando el museo.


Fuente: Editado de, Alulema, Carlos. “Monseñor Luis Plasencia Gudiño, amigo de siempre”. aquiotavalo.com, Otavalo, 9 de septiembre de 2008. Web. 30 de agosto de 2016.