Luis Isaac Salazar Buitrón nació en Otavalo el 26 de abril de 1952. Sus padres fueron doña Elvira Buitrón de Salazar y don Luis Fernando Salazar Medicis, de Ibarra. Su madre fue docente en la Escuela Gabriela Mistral, luego pasó a ser la Directora de la Escuela Isaac Jesús Barrera. Curiosamente, el padre de doña Elvira (don Braulio Buitrón, abuelo de Luis Salazar) es primo de Isaac J. Barrera.  El posibilitó la educación de su madre, por esta razón Luis Salazar lleva Isaac como su segundo nombre.

Estudió en la Escuela José Martí. Creció en el Barrio San Blas, su casa era contigua a  la Casa Cural de la  Iglesia de San Francisco. Creció junto con los sobrinos del Padre Polibio Andrade: Guillermo, Arturo, Ximena, Paco, René, y los mayores Patricio y Jaime. Nos cuenta que con ellos aprendió a jugar ping pong, con muy buenos jugadores como Jaime Cevallos y el maestro Pinto, quien era el sacristán y sastre a quien los niños solían llamarle “Maestro Sapo”.

La educación secundaria es más variada. Dice que “para primer curso mi madre me envió a estudiar al Instituto Normal Juan Montalvo en modalidad de interno. En resumen fue un total fracaso. Para segundo curso, me enviaron al Colegio Seráfico en Guapulo, otro fracaso. Me pusieron para tercer curso en el Colegio Particular Sánchez y Cifuentes”, de la ciudad de Ibarra. Ahí se graduó de bachiller.

Inicios en la natación
Cuenta que antes de dedicarse de lleno a la natación, iba con sus amigos del barrio a la piscina “Las Lagartijas” lo cual era considerado entonces casi una excursión que requería provisiones para el camino. Nadar y jugar en las aguas de la piscina era la motivación principal y luego yacer horas tendidos en la yerba absorviendo la energía solar, igual que las lagartijas. Dice que el estilo de nadar de su edad era flotar con la cabeza sin sumergirse, las manos chapoteando para adelante y los pies empujando al estilo de las ranas, “estilo Tarzán” según él.

La mirada sagaz de Isauro Puente Dávila descubrió que Lucho Salazar y algunos de sus amigos tenían potencial para hacer un equipo competitivo. Desde inicios de 1968 pasó a formar parte del equipo de natación de la Liga Depotiva Cantonal de Otavalo bajo el mando de Isauro. Comenzaron a perfeccionar el estilo de nado. Aprendieron la forma correcta del estilo libre y poco a poco fueron adquiriendo el estilo propio para nadar en competencias. Con ello aumentó la velocidad de dezplazamiento en el agua. La práctica diaria les proporcionó la resistencia. El entrenamiento era en la piscina Las Lagartijas. Algunos de sus compañeros son los hermanos Quilumba, Jorge Lema, Darío Acosta, Byron Buitrón, Jorge Terán, Edgar Pavón, Marcelo Burbano.

De izquierda a derecha. Parados: Isauro Puente, Dario Acosta, Byron Buitrón, Luis Salazar. Cuclillas: Luis Quilumba, Jorge Lema.
FOTO © Luis Salazar.

Su primera travesía
El lago San Pablo está ubicado a 2660 metros de altura. La competencia tiene una longitud confirmada de 3515 metros. Es una prueba exigente, además del frío, mantener la orientación en línea recta es el reto mayor. 

Para el mes de septiembre alcanzaron el pico de sus facultades y estaban “filitos” para la travesía del año 1968. Luis Salazar obtuvo el tercer puesto en la clasificación general con el tiempo de 1:13 minutos. La competencia fue ganada por Iván Coronado, en segundo lugar llegó Roberto Vinelly.

La segunda travesía
El año 1969 se veía prometedor pues con la experiencia obtenida, había confianza que se podría obtener mejores resultados. La ilusión cambió de cauta a esperanzadora al conocer que Iván Coronado no participaría en la travesía. 

Algunos de los síntomas de la apendicitis son dolor en el lado derecho de la parte baja del abdomen, náusea, y fiebre baja. De haber sentido estos síntomas un par de horas antes, Luis Salazar no hubiese participado en la travesía de ese año. 

A las 7:00 de la mañana, aprovechando que a esa hora no hay viento, la partida se dio desde Araque. Lucho Salazar comenzó a sacar cierta diferencia con el nadador que  le seguía pero a mitad de la carrera, sintió un dolor punzante en el abdomen. No era un calambre, era un dolor no experimentado antes. Levantó el brazo para anunciar su retiro, pero desde el bote donde estaba su entrenador,  con los ojos desorbitados le responde:

Cómo voy a sacarle si está ganando!

Y siguió nadando. Para calmar el dolor, decidió tomar un bocado de agua de la laguna y prosiguió dando brazadas hasta la meta. Vicente Grijalba del Guayas obtuvo el primer puesto. Luis llegó en tercera posición con un tiempo de 1:15 minutos. Recibió su trofeo junto con el diagnóstico de su malestar: apendicitis. 

Luis Salazar a la izquierda. En el centro está el señor Humberto Flores, Presidente de la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo. A la derecha está Rocio Pinto Mancheno Reina del Yamor 1968.
FOTO © Luis Salazar.

Fueron sus dos únicas participaciones en la travesía. Tenía 16 años en la primera y a los 17 años, después de la segunda, se retiró de las competencias. “Es que soy terrible”, nos cuenta. Volvió años después como asistente en la organización de la travesía cuando Marcelo Puente Caicedo era Presidente de la Liga Deportiva Cantonal de Otavalo en 1986. Con ciertos blancos, ha permanecido en esa función por más de treinta años.

Labor profesional
1975 Jefe de Redacción de Radio Capital, Quito.
1978  Reportero Radio Otavalo.
1979 Profesor fiscal en la Escuela Galo Plaza No. 4. Santa Cruz, Puerto Ayora. Galápagos.
1981 Profesor fiscal en la Escuela 6 de Diciembre. Barrio Lindo, Pedro Vicente Maldonado, Quito.
1982 Director y Profesor de la Escuela Humberto García Ortíz. San Francisco de los Palmares, Chugá, Pimampiro.
1985 Profesor en la Escuela José Ignacio Narváez. San José de la Bolsa, Otavalo.
1985 Profesor en la Escuela Galo Larrea Torres. Cambugán, Otavalo.
1989 Profesor en la Escuela Florencio O Leary. San Rafael, Otavalo.
1990 Profesor en la Escuela Simón Bolívar. Otavalo.
1996 Director del Centro Educativo Matriz, CEM. Selva Alegre
2000 Profesor en la Escuela Anexa al Normal Superior, San Pablo.
2000 Jefe de Educación y Cultura del Municipio de Otavalo.
2009 Gobernador de Imbabura.
2011 Coordinador Zona 1 de la Secretaria de Pueblos.
2012 Jubilación.
2013 Director de Planificación de la Universidad de Otavalo.
2013 Profesor de la Escuela de Conducción de la Universidad de Otavalo.
2015 Vicerector Académico del Instituto Tecnológico Liceo Aduanero. Ibarra.

Dignidades
1979 Vicepresidente UNE Galápagos.
1981 Vicepresidente UNE , Noroccidente,  Los Bancos, Puerto Quito.
1983 Presidente UNE Pimampiro.
1985 Vicepresidente UNE, Imbabura
1991 Presidente UNE Otavalo.
1990-1994 Concejal Otavalo.
1992 Presidente Liga Deportiva Cantonal Otavalo.
1994 Presidente del Comité de Natación de la Federación Deportiva de Imbabura por siete años.
2009-2010 Gobernador de Imbabura.

Oficialmente estuvo afiliado al Partido Socialista. Formó parte de Pachakutik por ocho años y fue fundador del Movimiento MINGA en Otavalo. Participó en el Movimiento Alianza País antes de retirarse de la vida pública.

Un  título mundial en la familia
Está casado con Yolanda Gómez Loyo con quien tiene dos hijos, Alejandro nacido en 1983 y Sebastián nacido en 1990. El primero de ellos se dedicó a la natación y participó en nueve ocasiones en la travesía del Lago San Pablo. Luego se dedicó al triatlón. Como parte de la Delegación del Ecuador, participó en los Juegos Mundiales de Bomberos realizado en la ciudad de Chungju, Korea en 2018. A esta cita mundial asistieron 6.000 participantes de 50 países. El Teniente Alejandro Salazar obtuvo la Medalla de Oro en la disciplina de triatlón. El año pasado contrajo el virus Covid-19 y la preparación para la defensa de su título se vio afectada. Ya recuperado totalmente, está preparándose para  asistir a la siguiente edición, inicialmente programada para mayo de 2021 en Dinamarca.

Una historia de la travesía
500 travesías al Lago San Pablo. Galo Yépez ha participado desde los 11 años en la travesía del Lago San Pablo. En su cuenta lleva 48 participaciones oficiales. Personalmente las cuenta como 500 travesías incluídas aquellas no oficiales de práctica. 

Sin embargo, es recordado por la preparación que hizo antes de intentar el Cruce del Canal de La Mancha. Como parte del entrenamiento, realizó 10 travesías contínuas que comenzó un día viernes a las 12:00 de la noche  y terminó el día siguiente a las 12:00 del día. Su entrenador, José María Chiavassa, desde el bote procuraba crear condiciones parecidas a las del oleaje del mar que iba a encontrar en el cruce desde Dover, Inglaterra hasta Calais, Francia, 32 kilómetros.

Luis Salazar junto con Shtefko Kraljevic, Guillermo Haro y el hijo de don Alfredo Echeverría,  como conductor de la lancha, fueron testigos de este hecho en 1997. 

Galo Yépez inició el cruce del Canal de La Mancha a las 3:30 de la mañana. El agua del mar tenía una temperatura de 12 grados. La distancia fue cubierta en 12 horas y 3 minutos, el día 9 de septiembre de 1997.

Incidentalmente, otra ecuatoriana, Sara Palacios hizo el mismo cruce el 11 de julio de 2018 con un tiempo de 12:58 minutos.

Año 2021. Cascada El Quinde, en la carretera a Selva Alegre.
FOTO © Luis Salazar.

Una figura señera
El sombrero y su bigote son blancos, ambos proyectan un aspecto adusto. Pero una vez que comienza a hablar, es distinto. Es difícil detenerlo y se descubre a una persona llena de muchas historias. Desde las aulas en varias instituciones de la provincia formó muchas generaciones de estudiantes hasta 2012 cuando pasó a ser oficialmente jubilado. Pero eso no ha detenido su espíritu inquieto, en la actualidad cultiva la fotografía y todavía sigue  nadando. 

Nos fue grato introducir una parte de su vida, creemos que esto no es suficiente para el caudal de conocimientos que posee. Quedan más capítulos que deben ser contados. Alguien que ha dedicado gran parte de su vida a la Travesía del Lago San Pablo necesita más espacio para narrar las historias aún no conocidas.


Fuente: Salazar Buitrón, Luis. Comunicación personal 12 de febrero de 2021.