María de las Mercedes Jijón de Vivanco y Chiriboga nació en Otavalo el 25 de marzo de 1811, en la entonces Real Audiencia de Quito. Sus padres fueron Antonio Jijón y Chiriboga y doña Mariana Vivanco Calisto. Mercedes y sus diez hermanos mayores eran parte de una familia respetada e influyente, de muy buena posición económica, y con antecedentes nobiliarios en la Casa de Condes de Jijón por el lado paterno y de Casa Fiel Pérez Calisto por el materno.

Josefa, una de sus hermanas, se convirtió en la segunda esposa de Pedro José de Arteta y Calisto, quién sería vicepresidente de la República entre 1865 y 1869, y por tanto encargado de la presidencia entre 1867 y 1868.

Después de la independencia y de la unión de la Audiencia de Quito a la Gran Colombia, el General Juan José Flores fue designado prefecto del Departamento del Sur, y, para legitimar su administración y su posterior Presidencia en el imaginario de la población de las tierras de Ecuador, puso los ojos sobre la joven Mercedes, con quien contrajo matrimonio el 21 de octubre de 1829, lo que facilitó su preeminencia social y política.

Se dice de ella que era una mujer hermosa, de porte distinguido, con profundo sentido de la solidaridad y la familia; fue una abnegada esposa que no dudó en apoyar a Flores en todos los capítulos de su vida, incluso los más oscuros como el exilio que le fue impuesto tras la Revolución Marcista de 1845. Los años en que el esposo se mantuvo lejos forjaron su espíritu, convirtiéndola en una mujer capaz de afrontar las adversidades que le correspondió vivir, sacando adelante a sus once hijos y manteniendo una nutrida correspondencia con su desterrado cónyuge.

El mismo Simón Bolívar hablaría de doña Mercedes en estos términos: “no sé si es más discreta que bella, o más bella que discreta”.

El 11 de julio de 1829 fue madrina de bautizo de Teresa de Sucre y Carcelén de Guevara, la única hija del mariscal Antonio José de Sucre y Mariana Carcelén de Guevara, esta última, prima segunda de Mercedes.

El matrimonio conformado por Juan José Flores y Mercedes Jijón de Vivanco tuvo once hijos, cuatro varones y siete mujeres:

  • Juan José Flores y Jijón de Vivanco, nacido en 1831 (Babahoyo). Casado con Ángela Icaza y Aguirre.
  • Elvira Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1832 (Babahoyo). Casada con Eusebio Icaza.
  • Antonio Flores y Jijón, nacido en 1833 (Quito). Presidente de la República entre 1888 y 1892. Casado con Leonor Ruiz de Apodaca.
  • Timoleón Flores y Jijón de Vivanco, nacido en 1839 (Quito). Casado con Mercedes Chiriboga y Fernández Salvador.
  • Amalia Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1840 (Quito). Casada con el general inglés Leonardo Stagg.
  • Mercedes Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1842 (Quito). Casada con Antonio Fernández Salvador y Gangotena.
  • Reinaldo Flores y Jijón de Vivanco, nacido en 1844 (Quito). Casado con Ana Caamaño y Gómez Cornejo.
  • Matilde Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1845 (Quito). Casada con Federico Hurtado y Brizón.
  • Virginia Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1846 (Babahoyo). Casada con Pedro García Moreno, hermano del presidente Gabriel García Moreno.
  • Josefina Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1848 (Babahoyo). Casada con Felipe Carcelén de Guevara y Barriga, hijo de Mariana Carcelén, última marquesa de Solanda y Villarocha.
  • Isabel Flores y Jijón de Vivanco, nacida en 1850 (Babahoyo).

A pesar de la desgracia en que había caído la familia después del destierro del general Flores, fue gracias al apellido de Mercedes que sus hijos pudieron concretar exitosos enlaces matrimoniales con las más distinguidas familias del país.

Poco tiempo antes de morir ocultó los archivos de su esposo en el monasterio del Carmen Bajo, de Quito, ciudad en la que fallecería el 4 de junio de 1878, a la edad de 67 años. Sus restos mortales fueron depositados en la cripta subterránea de la Catedral Metropolitana de Quito por orden del entonces presidente Ignacio de Veintimilla, quien mediante su sobrina Marieta mandó a diseñar una cenotafio especial que recuerde que la ex primera dama reposa en el templo, y así perpetuar su memoria junto a la de su esposo, que hasta el día de hoy se encuentra en un mausoleo del lado opuesto del altar mayor.


Fuente: Wikiwand. “Mercedes Jijón”, wikiwand.com2014. Web 15 de junio de 2016.