Otavalo es una ciudad de Imbabura, reconocida por su gente emprendedora. Entre sus actividades económicas y culturales se destaca la práctica del tejido, que es elaborado artesanalmente, y que a su vez se convierte en un estandarte de orgullo para los otavaleños.

Luis Morales, de 57 años, es uno de los tantos otavaleños que en la actualidad promueven el arte del tejido, actividad que la realiza durante sus participaciones en diferentes ferias artesanales y turísticas.

Morales, que se dedica a tejer desde los 7 años, refiere que su mejor amigo es el telar, herramienta que lleva consigo donde va y la que se convierte en toda una novedad para muchos,

El telar es una maquinaria hecha de madera, confeccionada por otros artesanos y que está formada por la malla, el peine, freno y lo más interesante es su pedal, que se compone de cuatro pedazos de madera alineados con piolas.

Morales sostiene que el arte del tejido requiere de creatividad y dedicación, cualidades que las ha plasmado en prendas como bufandas, ponchos, abrigos, chalinas y más.

“Para el proceso de las bufandas se requiere de 80 hileras de 2 o más colores de hilo, toma aproximadamente una hora y media con diseño y una hora la llana, en este se refleja la creatividad”, manifiesta con orgullo Morales. Este artesano otavaleño transmite sus saberes a sus hijos, para así continuar con la tradición.


Fuente: «Otavaleño muestra su arte del tejido en la Península». eluniverso.com. Diario EL UNIVERSO, 10 de septiembre de 2014. Web. 7 de marzo de 2021.

Categorías: Artesanía