La firma de Whitman

Un día, cuando era estudiante del Colegio Daniel Reyes, en San Antoniode Ibarra, había realizado un dibujo en cartulina y lo primero que hicefue mostrárselo a mi padre, que era carpintero. Él, conmovido, me dijo:“Qué bien, lindo mijo, lindo. Presta para darte enmarcando”.  Alegre ante esta respuesta le dije: “Claro Leer más…