En un libro publicado por la Editorial Abya-Yala en 1997, hay una sección dedicada a la música en Otavalo. Ahí se describe la actividad del Conjunto de Cuerdas de la familia Paredes. El siguiente párrafo es sugestivo:


…el Conjunto de Cuerdas de la Familia Paredes que recata principalmente de la música de Otavalo; en pasillos encontramos: “Recuerdo” Luis Abelardo Núñez y “Salomé” de Oswaldo Paredes. A estos dos pasillos se suman diez temas más, donde se halla curiosamente el pasacalle “Chulla Otavaleño”, de autor desconocido. Es de advertir que la familia de Paredes ha mantenido esta agrupación por tres generaciones, la actual lo componen personas de 50 a 60 años, y acotan que este pasacalle, similar al Chulla Quiteño, estuvo en el repertorio y en el programa que este conjunto, en su segunda generación, presentó en 1921 en la inauguración de la Fábrica de Tejidos de Atuntaqui.

Alejandro Pro Meneses.

El pasacalle “Chulla quiteño” es oficialmente atribuído a Rafael Carpio Sánchez y su autoría ha sido debidamente registrada ante el Registrador de la Propiedad, en Quito, en 1947. Parece que 26 años antes, una versión otavaleña ya existía.


Fuente: Pro Meneses, Alejandro. “Discografía del pasillo ecuatoriano”. Ediciones Abya-Yala 1997. Web. 18 de julio de 2021.