Corría el mes de julio de 1909, en el taller de carpintería del señor Leonardo Guerra, un grupo de artesanos carpinteros (Daniel F. Velalcázar, Segundo Miguel Pinto G., Abel Suárez D., Ramón Donoso y Luis Moran); los peluqueros Virgilio Arellano y Rafael Toapanta, cruzaban ideas sobre la posibilidad de formar una institución que agrupe a los diferentes artesanos de la ciudad.

Luego de varios razonamientos resolvieron que la agrupación debía extender su acción a los ciudadanos que compartían la idea; en efecto se comisionaron varios de los presentes para efectuar una «patriótica campaña para conquistar más adeptos…», quedando citados para una nueva reunión en el local de la escuela Fróebel (hoy Escuela Superior 10 de Agosto) determinándose que la fecha de fundación de la institución debía hacerse el 10 de agosto como un homenaje a las festividades patrias, se instaló la sesión con los señores Daniel F. Velalcázar, Alejandro Chávez O, Luis Garzón R, Ulpiano Chaves Orbe, Segundo Miguel Pinto, Mesías Moran, Nicolás Yépez, Justiniano Galarraga, Manuel Carrillo Terreros, Leonardo Guerra, César Ubidia, David González, Luciano Federico Castro, Abel Suárez D., Luis Morán, Ramón Donoso, Mariano Sánchez, Manuel Burbano, Federico Dávila, Manuel Dávila, Manuel Rodríguez, Estanislao Patiño, Virgilio Arellano, Rafael Navarrete, José Antonio Flores, Rafael Toapanta, Aparicio Aguilar, Luis Gómez, Manuel Jácome, Antonio García, Luis Gómez y Rafael Perugachi.

El directorio fue conformado de la siguiente manera: Daniel Velalcázar, como presidente, Alejandro Chávez como vicepresidente, Miguel Valdospinos, Secretario. Vocales: Segundo Miguel Pinto, Luis Garzón, Justiniano Galarraga, Manuel Burbano y Ramón Donoso. Para determinar el nombre de la naciente institución hubo varios criterios, pero prevaleció el del profesor Alejandro Chávez quien propuso el de Sociedad Artística, por cuanto la mayoría de socios estaba formado por artesanos; esta proposición fue aceptada por unanimidad.

La ratificación oficial de la fundación se hizo con todos los honores como nos relata Álvaro San Félix: «…don Ulpiano Chaves como comisario general del cantón fue quien legalizó en el salón máximo del Municipio, la formación de la nueva entidad ante un selecto público invitado; luego el párroco de El Jordán, Amable Agustín Herrera, expuso en brillante discurso las ventajas que adquiría la organización que nacía bajo tan loables auspicios».


Fuente: Paredes, Luis O. Casa de la Cultura Ecuatoriana «Benjamín Carrión» Núcleo de Imbabura. Colección Tahuando Número 78, 2009.