En la ciudad de Otavalo, 17 de agosto de 2016. Mientras conversábamos en el domicilio del señor Patricio Proaño, esta historia es contada: Cuando la provincia de Imbabura tenía solamente cuatro cantones, en el campeonato inter-cantonal la selección de Otavalo había ganado por goleada a la selección de Ibarra, luego ganó por otra goleada a la selección de Cotacachi y el siguiente partido era contra la selección de Atuntaqui, la más débil del grupo. Cuando parecía que todo iba a ser “pan comido”, la selección de Otavalo perdió el partido ante el asombro de los espectadores. Mientras se retiraba disgustada la hinchada otavaleña, algunas personas de la barra de Atuntaqui comenzaron a mofarse y a hacer burlas. Don Néstor Jaramillo, con su humor característico, exteriorizó su enfado con la siguiente frase, “bienhechito que no tienen laguna!”


Fuente: Proaño, Patricio. Comunicación personal. 17 de agosto de 2016.