Las colectividades forjan su desarrollo con el lúcido transitar de sus habitantes. Parte de nuestra riqueza es el aporte de los conciudadanos/as provenientes de rincones con aliento comarcano y, por eso mismo, contagiados de  huella identitaria.

Gonzalo Rubio Orbe (1909-1994) fue un notable maestro en los niveles medio y superior, cuyo emblema fue la defensa del laicismo. Estudioso del pasado y reconocido pedagogo. Consultor de entidades de carácter nacional e internacional. Prolífico investigador. Funcionario público. Autor de una treintena de publicaciones. Doctor en Ciencias de la Educación por la Universidad Central del Ecuador. Conferencista invitado dentro y fuera del territorio patrio.

Fundador de la Unión Nacional de Educadores (UNE) y miembro de la Academia Ecuatoriana de la Educación, Academia Nacional de Historia, Casa de la Cultura, entre otras instituciones. Entre 1971 a 1977, dirigió el Instituto Indigenista Interamericano con sede en México.

Precisamente, Rubio Orbe dedicó gran parte de su vida a la investigación de la corriente indigenista en el ámbito académico y en la palpable experiencia extraída de las propias comunidades rurales, desde donde experimentó personalmente la marginalidad y discriminación a la cual han sido objeto los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador y Latinoamérica. Su tesis -desprendida con mayor énfasis en su libro “Los indios ecuatorianos”- reivindica nuestra condición multiétnica y policultural, o lo que él denomina “pluralismo cultural”. Valiosa conceptualización que en nuestra nación ha tenido latente presencia en el debate nacional, alcanzando, inclusive, consideraciones de carácter constitucional. Sin duda, la aceptación de un Estado diverso y plurinacional tiene sustento teórico, en prolífico análisis como el desarrollado por nuestro personaje. 

Aspecto de su tarea educativa fue la implementación de esquemas de alfabetización en la ruralidad. Y, con ello, del mejoramiento del nivel socioeconómico de los sectores marginados. El fenómeno étnico-cultural tuvo espacio en su agenda de trabajo y en la reflexión escrita. En el plano político fue un adherente al ideario socialista. Y, en la raíz telúrica, un ferviente enamorado de su lugar natal: Otavalo.

“Gonzalo Rubio Orbe: Maestro e indigenista”, titula el libro biográfico de Lourdes Cruz Cuesta, publicado por el Ministerio de Cultura y el Banco Central. Texto que invoca y convoca a conocer a una de las personalidades de mitad del siglo anterior, que con su tesón y talento intelectual coadyuvó en la edificación de la ecuatorianidad.


Fuente: “Gonzalo Rubio Orbe”. eltelegrafo.com.ec. Diario EL TELEGRAFO, 11 de mayo de 2011. Web. 7 de agosto de 2021.

Categorías: Cultura