El sábado vi a Francisco. Estaba en la cancha, fumándose un pucho mientras ayudaba a armar la carpa para la venta de comida”. Puede que las palabras de esta oración no te llamen la atención. Pero ¿sabes que tres de ellas no son de origen español?

“Cancha, pucho y carpa” son palabras que provienen de la familia de lenguajes quechuas, que son originario de los Andes y se extienden por toda América del Sur.

Sin embargo, el quechua no es uno solo, sino que cuenta con diversas variedades y se habla en varias regiones de siete países de América del Sur: Perú, Ecuador, Colombia, Bolivia, Argentina, Chile y Brasil, según el Ministerio de Cultura peruano.

Por ejemplo, en Ecuador está el kichwa, o quichua escrito en español, usado predominantemente en la Sierra y Oriente de Ecuador. Se cree que el idioma era la lengua que utilizaban los incas para comunicarse.

Préstamos léxicos
El hecho de que un idioma tome prestadas palabras de otro es una práctica que sucede con casi todas las lenguas. Y que el español adopte vocablos de las lenguas quechuas no es la excepción.

Este proceso responde al nombre de “préstamo léxico” como explica a BBC Mundo, Yliana Rodríguez, lingüista de la Facultad de Humanidades de la Universidad de la República, en Uruguay.

“En este caso serían ‘quechuismos’ en el español, que por cierto hay muchísimos y muy expandidos. ‘Cancha’ es mi favorita, ¡sobre todo en estos momentos! (por las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022, que finalizaron el mes pasado).

A continuación seleccionamos diez palabras que usamos en español pero que tienen su origen en los lenguajes quechuas.

  1. Cancha
    Proviene del quechua “kancha” y significa recinto, cercado, como el espacio destinado a ciertos deportes o espectáculos.

También tener “cancha” refiere a la habilidad que se adquiere con la experiencia. Una segunda acepción que proviene de la palabra quechua “kamcha” refiere a las palomitas de maíz. En Perú, precisamente le dicen “canchita”.

  1. Carpa
    Surge del quechua “karpa” que quiere decir gran toldo que cubre un circo o cualquier otro recinto amplio. En concreto, una tienda de campaña.
  2. Pucho
    En algunos países se utiliza la frase “no vale un pucho”, que es igual a que no vale nada y “sobre el pucho”, que significa enseguida, sobre el último minuto.

Viene del quechua “puchu” que significa sobrante.

En Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Honduras, Paraguay, Perú y Uruguay, refiere a cigarrillo o a su colilla, según la Real Academia Española. También significa una porción pequeña de algo, un puñado.

  1. Morocho
    Proviene del quechua “muruch’u” que quiere decir “variedad de maíz muy duro”.

Pero en Argentina, Bolivia, Paraguay, Perú y Uruguay, se trata de un adjetivo y una persona que tiene piel morena o el pelo negro.

  1. Chacra
    Surge del quechua “chakra”. En varios países de América Latina, chacra significa granja o estancia para cultivar la tierra.
  1. Caucho
    En varios países de América Latina se utiliza la palabra caucho para referirse al neumático de un auto. Deriva de la palabra quechua “kawchu” que quiere decir el látex que se extrae del árbol Hevea, conocido como el árbol del caucho, con el que se obtiene una masa impermeable muy elástica.
  1. Ojota
    Viene del quechua “ushuta”. Se trata de un calzado similar a una sandalia hecha de cuero que usaban los indígenas de Perú y Chile y que aún se utiliza en la actualidad, aunque con variantes más modernas.
  1. Mate
    Uno de los significados de esta palabra refiere al quechua “mati” que es “calabacita”. Se trata de una infusión de yerba mate o puede estar acompañado con otras yerbas aromáticas. También es el recipiente donde se toma.

El mate se toma principalmente en Argentina, Uruguay, Paraguay y Brasil, aunque hay otros países de América Latina que lo consumen.

  1. Choclo
    Surge del quechua “choccllo” y quiere decir mazorca tierna de maíz. La palabra choclo se utiliza en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador, Paraguay y Perú. En México se dice elote.
  1. Poncho
    Este abrigo es popularmente usado en América del Sur. Se trata de una prenda de vestir tejida con lana y con un agujero en el medio para introducir la cabeza.

El origen de esta palabra arrastra una discusión y una de las teorías es que viene de la palabra quechua “punchu”, que significa lo mismo. Otra es que proviene de la palabra “pontro” del araucano o mapuche que significa frazada.

Hay muchas otras palabras que el español adoptó del quechua como “chala”, “coca”, “cóndor”, “guacho” y “guagua”.


Fuente “”. Diario EL UNIVERSO, 19 de diciembre de 2020. eluniverso.com. Web. 20 de diciembre de 2020.

Categorías: Lenguaje