Por su belleza y majestuosidad impresionan al observarlas. Son las dieciocho especies de aves rapaces que habitan el parque Cóndor, un lugar de rescate y conservación al suroriente de  Otavalo, en Imbabura. El sitio, único de este tipo en el país y que fue creado hace tres años, en la actualidad se  consolida gracias al trabajo que  realiza un grupo de voluntarios nacionales y extranjeros dedicados de lleno a la protección, rescate y rehabilitación de estas hermosas aves, entre las que destacan el cóndor, el águila harpía, y una variedad de halcones y búhos.

El paraje ecológico se levanta sobre un área de 16 hectáreas a 2.800 metros sobre el nivel del mar, adonde acuden alrededor de 1.500 turistas, entre nacionales y extranjeros cada mes.

Según el holandés Joep Hendrix, uno de los iniciadores del proyecto, el objetivo que busca el parque es crear conciencia sobre los problemas ambientales que ocasiona la destrucción de la biodiversidad y especialmente la realidad que viven las aves rapaces en el Ecuador.

“Esta clase de aves ayudan al equilibrio ambiental y se constituyen en saneadores naturales; lamentablemente están en peligro de extinción y es por eso que este parque quiere ayudar a concienciar sobre el cuidado que se debe tener y brindar a estas especies”, señala el  especialista en el arte de criar halcones y aves de caza, ecología y pedagogía.

En el parque viven especies de aves como el cóndor andino, águila harpía, gavilán barreteado, búho real, lechuza de campanario, entre otras. Cada una tiene su historia. La mayoría se rescató del cautiverio o del tráfico ilegal. Llegaron heridas de bala o golpeadas. Alguna tiene amputada una de sus alas, otras permanecieron enjauladas en lugares inapropiados y han vivido como mascotas domésticas.

Olafa, por ejemplo, es un águila harpía que reside en el parque Cóndor. Este ejemplar, catalogado como una de las aves más grandes del mundo, fue llevado hace nueve años a Panamá con fines de reproducción en Centroamérica. En la actualidad tiene 19 años de vida y fue repatriada de Panamá hace cinco meses. A lo largo de su vida ha sido madre de 16 polluelos e incluso, según sus protectores, ya es abuela. Olafa tiene un ala rota. Cuando fue polluelo se rompió el ala derecha y por eso ya no puede volar.

También hay aves traídas de centros de rescate de otros países  como atractivo especial, es el caso de los búhos nivales (reconocidos por su participación en la película de Harry Potter) que llegaron desde Alemania.

En fin, esas bellezas plumíferas ahora viven nuevos y mejores días gracias al cuidado y trato que reciben por parte de los especialistas quienes además las adiestran para realizar demostraciones de vuelo.

Por su importancia ecológica, el pasado viernes el Parque Cóndor fue el lugar escogido para promocionar el Congreso Internacional de Aves Rapaces y su Conservación, que se realizará en abril en Quito.

El evento, organizado por la Sociedad para la Investigación y Monitoreo de la Biodiversidad Ecuatoriana, Simbioe, y la Universidad Católica del Ecuador, durará cinco días y buscará fomentar un estudio más ampliado de las aves rapaces y desarrollar las herramientas para su conservación.

Uno de los temas por tratarse será el Programa de Conservación del Águila Harpía en el Ecuador, PCAHE,  que se viene ejecutando desde el año 2002 en coordinación y alianza con varias comunidades indígenas de la Costa y el Oriente ecuatoriano.

Según Paúl Tufiño, presidente ejecutivo de Simbioe, a través de este encuentro lo que también se busca es mantener al país al tanto de los desarrollos en el mundo de la investigación y conservación de rapaces, abrir oportunidades de participación, crear espacios de debate y establecer prioridades de investigación y conservación.

Es por eso que también se desarrollarán talleres sobre bioacústica, telemetría satelital, sistemas de anclaje de transmisores y otras formas de seguimiento. El congreso científico está dirigido a conservacionistas, biólogos, veterinarios, ambientalistas, naturalistas, investigadores y estudiantes alineados a estas especialidades.


Fuente: Armas, Carlos. “Parque Cóndor, sitio de rescate y conservación de aves rapaces”. Diario EL UNIVERSO, 23 de marzo de 2008. eluniverso.com. Web. 10 de abril de 2020.

Categorías: Naturaleza